Honduras: Emboscada a Defensores Ambientales

Bertha Oliva, Coordinadora de COFADEH. Foto de Archivo

El Comité de Familiares de Detenidos – Desaparecidos, COFADEH, a la opinión pública internacional, informa en carácter urgente:

Ayer, al norte en el país más inseguro del mundo para las personas defensoras de los bienes de la Naturaleza, fueron atacados a golpes dos activistas ambientales, por una banda de mercenarios contratados por la empresa HIDROCEP de Jason Hawit, que destruye la cordillera Nombre de Dios.

Martín Fernández, coordinador general del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, y su compañero Oscar Martínez, sufrieron lesiones en el rostro, espalda y piernas, además de fractura del tabique nasal, que les obligó a buscar asistencia médica.

En un comunicado divulgado anoche, el abogado Fernández describió que el grupo de choque creado por el empresario Hawit, en complicidad con la Policía Nacional y la municipalidad de Arizona, Atlántida, destruyeron los campamentos de resistencia comunitaria ubicados cerca del plantel de HIDROCEP sobre el río Mezapa, en Pajuiles.

Según el relato de hechos, cuando Fernández y Martínez iban hacia los campamentos incendiados a evaluar los daños, un grupo de aproximadamente 20 esquiroles de la empresa los emboscó y atacó con insultos, palos, piedras y puntapiés hasta lesionarlos.

Hacemos un llamado a las instituciones internacionales interventoras del Estado de Honduras que exijan la salida inmediata de la empresa depredadora de la cordillera Nombre de Dios, donde nace el río Mezapa, haciendo valer el dictamen ambiental desfavorable que certificó el Ministerio Público el año pasado.

Además, que la banda armada creada para hostigar la resistencia comunitaria organizada para defender su hábitat sea desmovilizada de inmediato, por el riesgo que representa para la integridad física y la vida de los liderazgos comunitarios y las organizaciones acompañantes.

La complicidad de las autoridades policiales y municipales para fraccionar la unidad de las comunidades debe cesar, y la empresa de Hawit debe evacuar su plantel ante el rechazo mayoritario de la población afectada.

Expresamos, además, toda nuestra solidaridad con las víctimas, quienes gozan están incluidas dentro de una medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

De los hechos y de los hechores

Ni olvido ni perdón

COFADEH

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s