El 18 Brumario de la Corte Suprema

Por José Schulman

Para el Tano Catalano,

El más daltónico de nosotros

“La tradición de todas las generaciones muertas

 oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos.

Carlos Marx. “El 18 Brumario de Luis Bonaparte

El martes seis de diciembre es altamente probable que se dicte condena contra Cristina Fernández y buena parte del resto de los imputados en la causa Vialidad.

Según la compañera Cristina la decisión está tomada desde hace mucho tiempo y nada importó, ni importa, que haya o no pruebas, testigos, documentos.

En el nuevo sistema judicial argentino se ha abandonado la investigación para suplantarla, como en el inicio de esta historia con la llegada de la Inquisición del Reino de España y su método de “confesiones bajo torturas”.

Desde hace tiempo, pero al menos desde 2016 una inmensa cantidad de organizaciones de lucha por los derechos humanos y la democracia, líderes políticos y sociales, juristas y académicos del Derecho, han alertado y denunciado sobre el carácter sistemático del Lawfare y su carácter instrumental al servicio de la estrategia de reorganización profundad del dominio neocolonial de los EE.UU. sobre nuestro continente.

Entre nosotros, Raúl Zaffaroni, Cristina Caamaño, Maximiliano Rusconi, Valeria Weiss, Rafael Bielsa, Pedro Peretti, Eduardo Barcesat, han hecho aportes teóricos y políticos sobre la extinción del viejo “orden” judicial y la emergencia de uno nuevo del seno mismo del viejo sistema judicial, con las mismas viejas caras y personajes, algunos de los cuales fueron centrales en el proceso de juicio y castigo a los genocidas del pasado, y celosos custodios de la impunidad de los del presente.

En la sentencia absolutoria en la causa conocida como Memorandum Irán, dijo el Tribunal Oral Federal Número Ocho:  Una serie de circunstancias, todas ellas referidas a diversas acciones desplegadas por el gobierno del Presidente Macri sobre distintos sectores del Poder Judicial,  había dado lugar a una queja formal de un grupo de abogados defensores ante organismos internacionales. Estas quejas, lejos de ser desestimadas, fueron acogidas, y dieron lugar a un fuerte documento emitido por el Relator Especial sobre la Independencia de los Magistrados y Abogados de Naciones Unidas, Diego García-Sayán, en el detallado informe que hizo llegar al gobierno nacional el 1ero de noviembre de 2019, que este Tribunal no puede ignorar.

En dicho informe, se expresó la preocupación respecto de cierta información recibida calificada como “suficientemente fiable”, respecto de la presunta existencia de un “plan sistemático y estructural de amedrentamiento del Poder Judicial de la República Argentina por medio de una serie de actos concatenados de intimidación y presión”. Esos actos habrían socavado la independencia de los diversos órganos que componen el sistema judicial argentino (Poder Judicial, Ministerio Público y Consejo de la Magistratura) y obstaculizado la posibilidad de una actuación imparcial en decisiones que afectaban a los intereses del Poder Ejecutivo, así como “disciplinando” a los magistrados que hubieran dictado resoluciones contrarias a la voluntad del Ejecutivo[i].

En 2019 las sucesivas y convergentes denuncias internacionales de organismos de derechos humanos  y de abogados y jueces democráticos hacían hincapié en

  1. la utilización del Consejo de la Magistratura, especialmente la Comisión de Disciplina y Acusación, para perseguir a los magistrados que dictan resoluciones contra los intereses del Poder Ejecutivo 
  2. La designación de dos jueces en la Corte Suprema de Justicia de la Nación por decreto
  3. El ataque a la Procuradora General de la Nación:
  4. La designación del juez Culotta en la Competencia Electoral de la provincia de Buenos Aires:
  5. La designación del juez Mahiques en la Cámara Federal de Casación Penal:
  6. La designación del juez Bruglia en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal: 
  7. El ataque a los jueces y abogados del fuero laboral
  8.  La manipulación de fiscales en la causa “Correo Argentino SA s/concurso preventivo”:
  9. las intimidaciones públicas que habrían sufrido varios magistrados que emitieron decisiones que cuestionaban y/o suspendían la ejecución de medidas adoptadas por el gobierno.
  10.  El ataque al juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla:

En los siguientes tres años (del 2019 al 2022) la cantidad de incidentes que prueban la existencia de un “plan sistemático” superan la decena pero acaso la obscena impunidad que rodea a los autores intelectuales del atentado contra la vicepresidenta supera todo límite.  Y sin embargo, la respuesta sigue siendo tibia, como el agua en que la derecha puso a hervir la democracia argentina hace mucho tiempo, pero pongamos desde el armado de la causa Nisman en adelante, ya casi ocho años.

Si el agua perfora la piedra, el agua tibia termina haciendo hervir la rana puesta en una olla que al principio  no notara nada y luego pensará que todavía no es tiempo de rebelarse; cuando lo intente ya estará sin fuerzas, a mercede de quien la puso allí.

Volvamos al listado considerado “creíble” por la ONU; cada episodio generó críticas, repudios, pequeños o medianos actos de protesta pero ninguno decidió a las grandes fuerzas políticas y sociales a rebelarse contra el plan  sistemático e integral de copamiento del Poder Judicial. 

El relato idealizado de la Justicia y la Democracia que “recuperamos” en 1983 ha construido un sentido común institucionalista absolutamente funcional a la estrategia de copamiento de las instituciones que tuvo y tiene la derecha colonizada.

La incomprensión del fenómeno político en desarrollo, un golpe de estado no tradicional porque de “blando” o “limpio” no tiene nada ha impedido hasta ahora la debida respuesta del campo popular.  Es imprescindible una rebelión popular democrática que sacuda la parsimonia de los Poderes Ejecutivo y Legislativo que contemplan como espectadores privilegiados el avance de una dictadura judicial amparada por el Poder Mediático, la Embajada de los EEUU y sobre todo, los grupos económicos que se apoderaron de nuestras riquezas en 1976 y que han ganado fortunas durante la Pandemia y las corridas del dólar.

Una rebelión popular que tiene tradición en la historia nacional, como la que derrotó a los ingleses en 1807, a los colonialistas españoles en 1810 o las grandes gestas obreras y populares como la de 17 de Octubre de 1945 o la del 29 de mayo de 1969.

“Lo imposible es lo que nosotros tenemos que hacer,

porque de lo posible se encargan los demás

todos los días»  Simón Bolívar 1819

 José Schulman, ex presidente de la Liga Argentina de los Derechos Humanos, militante popular y miembro de la Coordinadora Americana por los Derechos de los Pueblos

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s