Declaración en Solidaridad con el pueblo de Perú

Nuestra América, cinco de enero

Lo que se ha vulnerado es la voluntad soberana del pueblo peruano, se ha impuesto una presidenta de facto que arrasa con las garantías constitucionales y se reprime al pueblo causando muertes, detenciones ilegales y acciones de tortura contra quienes reclaman por sus legítimos derechos.

Enfrentada a una situación inesperada (y ni siquiera imaginada por las agencias de espionaje que actúan en el territorio), la embajada de los EEUU, la oligarquía de Lima y las fuerzas políticas fascistas herederas del fujimorismo pasaron a la resistencia golpista aún antes que se comenzaran a contar los votos que dieran el triunfo de Pedro Castillo en junio de 2021.

El Poder Real del Perú jamás dio la más mínima oportunidad para que el gobierno de Castillo cumpliera su programa electoral de Reforma Constitucional y cambios democráticos en favor de los sectores más postergados de la sociedad peruana.  

Debe decirse que el intervencionismo imperial, aunado al golpismo pro fascista autóctono, logró su cometido de hacer retroceder a un gobierno que fue perdiendo contacto con sus bases electorales  y sociales hasta el golpe final.

Desde su destitución, una vez más las calles han sido militarizadas, las protestas sociales criminalizadas y las y los militantes populares perseguidos, estigmatizados, golpeados y encerrados en una práctica que vuelve a poner en valor la experiencia histórica del fujimorismo.

Nos hacemos eco de las denuncias de defensores de los derechos humanos de Ayacucho, especialmente perseguidos y estigmatizados así como de los cientos de reprimidos en las jornadas de lucha que comenzaron ayer en todo Perú.

Respeto irrestricto a la voluntad soberana del pueblo peruano que hoy exige Asamblea Constituyente para salir de la crisis política que atraviesa a todas y todos, especialmente a los miembros del Congreso Nacional ejecutores del golpe de estado y portadores del mayor desprestigio por parte del pueblo que exige que se vayan todos y se garanticen los derechos a ejercer la soberanía popular de modo urgente

Repudio al intervencionismo imperial de los EEUU que con careta “demócrata” sostiene y actualiza la doctrina Monroe que reclama soberanía yankee sobre toda nuestra América

Libertad a Pedro Castillo y a todas y todos las y los presos  políticos de ayer  y de hoy.

No soltamos la mano de nadie; Patria Grande o Colonia

Integran la Coordinadora la Alianza por la Justicia Global de los EE.UU., la Liga Mexicana para la defensa de los Derechos Humanos, la Fundación Lazos de Dignidad de Colombia, el Instituto Simón Bolivar para la paz y la solidaridad entre los pueblos de Venezuela, la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos de Chile, la Liga Argentina por los Derechos Humanos, la Campaña Lichita vive de Paraguay y Centro de Investigación y Documentación Comparte Esperanza de Perú, Capítulo Brasil del Comitê Internacional Pá, Justiça e Dignidade aos Povos y tiene su sitio en derechosdelospueblos.net

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s